Gente que me ha sacado más de una sonrisa

lunes, 30 de abril de 2012

Se llama amistad

¿Qué es la amistad? Eso me pregunto yo. La mayoría de la gente afirma tener muchos amigos, pero los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano. No es simplemente conocer a esa persona, es mucho más que eso. Es saber cada una de sus virtudes, y cada uno de sus defectos. Es tener un alma gemela, una mitad, alguien que te complemente. Alguien con quien pasar las horas, los días, los meses, e incluso los años, y no aburrirse, porque siempre tenéis algo de lo que hablar. Un amigo es la persona que lo sabe TODO de ti, tanto lo bueno como lo malo. Un amigo es quien habla de tus defectos contigo en privado, y no con otra gente. Un amigo es quien siempre buscará lo mejor para ti. Todo el mundo necesita tener amigos en los que confiar, con los que soñar, con los que pasarse las tardes de domingo haciendo idioteces sin importaros lo que la gente piense de vosotros, con quien hasta la tontería más grande tiene sentido. La amistad, es una promesa. Una promesa, sí. Una promesa que significa SIEMPRE, porque los verdaderos amigos son para siempre. Una promesa que significa LEALTAD, porque siempre están ahí. Una promesa de AMOR, porque si tienes un amigo, lo quieres, lo necesitas y lo extrañas cada minuto que no está.
Eso, eso es a lo que yo llamo amistad. Y nada más. La amistad verdadera nada ni nadie puede separar, y yo la encontrado. Y es para siempre.

domingo, 29 de abril de 2012

A ti, a ti es a quien quiero.

Es cada gesto, cada mirada, cada sonrisa. Cada cosa que me haces, me hace sentir especial. Y me siento bien, porque sé que en tus brazos estaré protegida. Sé que te quiero, ¿y tú? Quiero estar contigo, dejémonos de indirectas y pasemos a la acción. Lo quiero todo de ti. Quiero que me sientas, que me mires a los ojos y pienses "Dios, ¿cómo la puedo querer tanto?". Quiero que de verdad significar algo para ti, que me llames, que si estamos separados por cientos de kilómetros hagas lo posible por verme, que me acaricies el pelo y sonrías, que me calles de un beso, que me aguantes todas las tonterías que hago al día, que me llames "mi chica" delante de tus amigos, que no te de vergüenza estar conmigo. Y bueno, no pido que seas el más guapo, ni el que mejor cuerpo tenga, ni el novio perfecto. Con que me quieras, me basto.